Las razones de escribir un SOBRE MÍ -en el sector inmobiliario- que no hable de ti

Categorías:

déjame contarte una historia.

Imagina un insecto, un mosquito. Ahora imagina que está sobrevolando un frasco de vidrio. Con el zumbido y todo.

Ahora, imagina que ese frasco está lleno de miel.
El mosquito se posa sobre la miel.
La olfatea.
La picotea.
Le encantó.
Le tienta, aunque sabe que si se mete, difícilmente salga. Un segundo y el mosquito se sumergió en la miel. Nadando. Gozoso. Un poco asustado, quizá, pero borracho de dulzura.

Ahora bien, supongamos que el mosquito representa a tu cliente potencial.
La miel sería el mensaje de venta oculto en el Sobre mí. Con textos persuasivos, tu Sobre mí puede lograr que un mosquito se empache nadando estilo mariposa en jalea pegajosa. Como tú ahora.

Retenido por la imagen de un mosquito nadando en un frasco con miel.

Te explico como se hace. 

Aprendiendo a vender zapallitos… ¿de qué hablamos cuando hablamos de ti?

No hablamos de ti en realidad. Eso hay que tenerlo bien claro.

Repito, en tu Sobre mí no hablamos de ti.
¿Cómo? ¿Un Sobre mí que no habla de mí?

Es duro. Lo sé.

¿Cómo se explica eso? La lógica es simple. ¿Quién se va a preocupar por leer sobre tus logros en el sector inmobiliario? ¿A quién le importan tus valores? ¿Quién quiere saber más de ti?

En definitiva… ¿quién va a leer tu Sobre mi?

(Tu mamá no cuenta) 

 Adivinaste, potenciales clientes.

Entonces, por más que les ayude saber sobre tu compromiso, con la honestidad, tu ética enfocada al cliente, tu profesionalismo o tus años de trayectoria, tu potencial cliente, en realidad lo que quiere es una cosa y una cosa only:  que le resuelvas sus problemas.

Y seguido a esto, que le expliques cómo vas a hacerlo. 

Por eso, en tu Sobre mí, necesitas hablar de ellos. De tus lectores, sus problemas y las soluciones que tus servicios le ofrecen.

Pan comido ¿no? Bueno, casi. 

El camino del lector. Un viaje de mil millas comienza con un primer paso.

Cuando llega al Sobre mí, el lector, lo hace esperando encontrar más que auto alabanzas de quien podría llegar a ser su futuro agente inmobiliario.

Sin darse cuenta, está buscando justificar racionalmente el impulso emocional que lo motiva a elegirte. A comprarte como agente inmobiliario. Esto parte de una premisa muy estudiada en el neuromarketing:

La decisión de comprar algo o no, está guiada por emociones inconscientes. Luego viene la lógica y nos pide que encontremos una justificación racional a esa compra.

Un ejemplo.

Que vayas a comprar zapallitos al verdulero a tres cuadras de tu piso, porque te saluda con una sonrisa y te pregunta por la familia, en lugar de gastar tres miserables euros en el malhumorado oriental que está justo debajo de tu casa, lo explica muy bien.

Esa es tu decisión emocional. Luego tú dirás que el zapallito es más fresco, que siempre te regala perejil, o que te sirve para hacer un poco de ejercicio caminando hasta allí. La racional. 

Con tus potenciales clientes pasa algo parecido.

  1. Van a revisar portales de propiedades hasta no aguantar más el aburrimiento y contactar con los agentes o agencias de las 3 o 4 propiedades que, más o en menos, se ajustan a su parámetro de busca.
  2. Antes de contactarse lo normal será comprobar tu página web. El Home. 
  3. Digamos que les convence tu propuesta de valor. Lo que ofreces. El paso siguiente será descubrir quién eres. Y aquí está lo interesante, ¿quién eres? Quien sabe de problemas y ofrece soluciones.

 El texto de tu Sobre mi debe apuntar bien y dar en el blanco emocional de esta “compra”:

Debemos emular con palabras la sonrisa y el manojo de perejil fresco del verdulero.

Y si la propiedad no era lo que estaban buscando, no importa. El engagement emocional ya está consumado…

“Cuando necesiten zapallitos, ya sabrán a qué verdulero visitar”

Potenciando la conexión emocional.

Los 5 consejos útiles de aquello que DEBES EVITAR, en tu Sobre mí inmobiliario.

Antes, un consejo general: empatizar con tu lector y ayudarlo a que te elija es nuestro objetivo. El norte que hay que buscar.
Esto no se logra con fotos de modelos finlandeses sonriendo ni frases como “nos caracteriza nuestro compromiso ético con la excelencia.” Esas frases suenan muy bien en una entrega de diplomas o en un congreso de dentistas. 

Pero en realidad son pura 💩💩💩💩.

No dicen nada. Son casi tan nulas de significado como imposibles de demostrar.

Tú lo sabes.

Yo lo sé. 

Y sobre todo, tu lector lo sabe. 

Todo el texto de tu Sobre mí debe dar respuestas a típicas dudas de tus potenciales clientes: 

  • ¿Por qué elegir a este y no al otro? ¿Cómo sé que me conviene? ¿Qué garantías me da de que voy a cerrar una buena operación?
  • ¿qué tan buena es la asesoría de esta agencia? ¿Cuánto saben del mercado de [rellenar con la zona de tu preferencia]?
  • ¿Cómo me aseguran que no estoy pagando más por la propiedad? ¿Cómo sé que no me están vendiendo cualquier cosa, con tal de hacerse con una jugosa comisión?
  • ¿Es posible que esté pagando por encima del valor? ¿Y si en unos meses el precio es inferior al actual? ¿Es el momento para comprar?
  • ¿qué pasa si se encuentran deficiencias en la vivienda, no detectadas previamente? ¿Qué coste supone reparar y reformar la vivienda?
  • ¿Y si hay daños en la estructura del edificio? ¿Y si resulta ser una zona más ruidosa de lo que parecía? ¿Y si hay algún vecino conflictivo, moroso o simplemente maleducado?
  • ¿Y si el tipo de interés sube mientras se está en el proceso de compra de vivienda? 
  • ¿Cómo afecta el coste de financiación a la capacidad de compra?
  • ¿Me interesa una hipoteca a interés variable o fijo?

Así, hasta el infinito.

Lograr transformar las respuestas a estas preguntas en mensajes persuasivos será nuestro objetivo. Necesitas textos que retengan a tu lector y lo ayuden a tomar una acción: CONTACTARTE y CONTRATARTE.

Hay que cambiar la óptica: el Sobre mí debe dejar de ser una autobiografía narcisista y un poco vacía, para convertirse en una máquina generadora de contactos. 

Quien sea capaz de lograrlo será el más bravo del lejano oeste.

Y se lo conoce como Copywriter Inmobiliario. Con los siguientes consejos, (aunque sea por un rato) puedes convertirte en uno:

  • Primero: NO OMITAS TU SOBRE MÍ.

    Por alguna razón, mucha gente lo hace. Vicio un poco raro. Sobre todo pensando en el vínculo casi personal que se genera entre agente inmobiliario y cliente en una compraventa inmobiliaria.  

    Será tu oportunidad de romper el hielo. De lograr un acercamiento. De demostrar que conoces sus necesidades y tienes las soluciones. 

    Técnicamente, si está bien escrito, el texto del Sobre mí reforzará los servicios, generará confianza el lector y lo motivará a tomar acción.
  • Segundo: NO HABLES DE TI (sobre todo al principio)

Más que consejo, un mandamiento.

Antes que nada, cuenta cómo serás capaz de resolver sus problemas, de atender sus necesidades. 

Si tienes años en el sector, por experiencia e intuición conoces a tus clientes. ¿cuáles son sus miedos más profundos? ¿cuáles sus urgencias y preocupaciones? 

Respondiendo estos interrogantes retienes al lector, te acercas a él y le confirmas que está en el lugar indicado. 

Al hacerlo NO UTILICES FRASES ENLATADAS, NI VALORES MORALES UNIVERSALES para describirte. O a tus servicios. Porque lo que quieres es mostrarte como eres. Y que tu lector se entere en qué te especializas, con qué tipo de propiedad estás acostumbrado a trabajar y en qué zona del mundo te mueves. 

Pero primero necesitas conectar y retener a tu cliente potencial, hablando sobre sus necesidades. Empatizar con él. Luego, generar confianza: ofreciendo soluciones. Aquí también puedes incluir toda la prueba social que tengas: testimonios, casos de éxito, apariciones en medios, etc. 

Tiene que haber un equilibrio entre lo emocional y lo racional que hablábamos.

  • Tercero: NO VENDAS, OFRECE SOLUCIONES.

Y estarás vendiendo sin darte cuenta. Una conclusión que se desprende de todo lo anterior. Pero vale la pena resaltarlo. El Sobre mí no es un lugar de venta tradicional.  Quien llegó hasta allí, ya muestra un interés en tus servicios o productos. 

Ahora lo que busca es ese apretón de manos y la mirada a los ojos (virtual) que le dé la confianza que le falta para contactarte y contratarte.

  • Cuarto: NO UTILICES FOTOS DE STOCK.

Por favor te lo pido. Por más que tengas 5 kilos de más o que los años se reflejen en tu volumen capilar o abdominal, no dejes de mostrarte. Si te da vergüenza, mirá mi foto de perfil. 

Una hora y veinticinco minutos posando con un fotógrafo amigo y la foto más decente era una en la que me cubría la cara al estornudar. No hay excusa. Hay que hacerlo. Es un elemento más para permitir que tu cliente te conozca. Que toda la relación virtual se humanice. 

Por las dudas, por foto de stock, me refiero a esto:

Horrible. 

  • Quinto: ENSEÑALE LA SALIDA, como a las ovejas.

Cuando era chico, con mi familia nos mudamos a una chacra. Una casa de campo. Lleno de animales, sobre todo ovejas. Muchísimas.

A la semana mi tarea asignada era encerrarlas en el corral por la tarde-noche. Lo odiaba. De la comodidad de mi sofá al combate con la oscuridad, el frío y unas ovejas que nunca entendieron lo que quería decirles. Las corría como un loco, me rodeaban y nunca se movían de donde estaban. Patético escenario. 

Una par de días después, el paisano que nos ayudaba se apiadó de mí. Me mostró cómo funcionaba la cosa por ahí. Tirando piedras a lo costados del grupo y con un par de grititos, el ovejo-alfa bajaba la cabeza y sin mucha historia, comenzaba su periplo hacia el corral. 

Cientos de lanudos compañeros, lo seguían en silencio. Un par de “mmmeeerrrr” al aire, quizá. Pero cero resistencia.

Así de fácil.

Ya tiraste las piedras. Ya gritaste un poquito. No olvides indicar a tu lector cuál es el siguiente paso:

  • Contactarse por teléfono, WhatsApp, email, chat, etc.
  • Inscribirse en tu newsletter
  • Descargar un listado de propiedades en PDF. 
  • Suscribir un formulario
  • Lo que sea que quieras que haga. Pero algo. Diles algo. 

d. Pequeño caso de estudio. El ejemplo de los colegas. 

Solo para ilustrar un poco, un extracto del Conócenos de una agencia inmobiliaria amiga.

Para poder convertir, este Sobre mí deberá tener la suerte de encontrar un lector de esos medios místicos, que confían ciegamente en su intuición y en bienhacer del humano.

  • Ilusión, trabajo bien hecho.
  • Tesón, trato exquisito, gestión eficaz. 
  • Serios. Transparentes, cordiales, constantes (¿?)
  • Eficaces, experimentados, líderes, ágiles…

Una serie de adjetivos y abstracciónes que la única ventaja que tienen es su versatilidad: los podemos usar en la página web de cualquier otra agencia inmobiliaria. O contable. O de una firma de abogados… y no habrá ninguna diferencia.

Nada más lejos de lo que necesitamos, si el objetivo es empatizar, dar soluciones y generar confianza en nuestros servicios. Nada invita a contactar. No hay llamada a la acción y las fotos no ayudan

Lo más cercano a la imagen corporativa, fue este guiri en un video que paradójicamente está acompañada con la frase más repetida y, por lo tanto, más impersonal del mundo de los textos online.

No sé que opinas, pero para mí tiene más pinta de abogado. Con los libros y todo.

e. El peor y el mejor Sobre mí de todos los tiempos. Conclusión. 

El peor es el inexistente. 

Quien no tiene una página Sobre mí o Acerca de en su web, está perdiendo la oportunidad de conectar con nuevos clientes. Masivamente.
El mejor será aquel que logre conectar tu lector, que como dijimos al comienzo, serán tus potenciales clientes.

Textos que puedan demostrar que tus servicios son la solución que está buscando. Y que sobre todo, y gracias a la conexión emocional, motiven a contactar contigo. A “comprarte”.

En fin, textos que conviertan. 

¿Qué opinas? ¿Cómo están los de tu Sobre mí? Intenta cambiarlos y verifica tus resultados. ¿Cambió algo? Dejame un comentario.

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Contenido relacionado

Lorem Ipsum

Extracto que no se porque sale tan grande. Espero que pueda cambiarlo o sino, veo que pasa con esto.

Categorias

Copywriting
Redacción SEO
Estrategia Digital
Branding 
Instagram Inmobiliario

Links

Home
Blog
Contacto
LinkedIn

 

Services

Consultoría
Estrategia de marca
Blogging

 

¿Quién soy yo?

Soy Gera Utz, copywriter y consultor de marketing digital especialista en el sector inmobiliario

© 2018 nolimitz Inc and Web Templates Ltd. All Rights Reserved.